Drogas gratis… para aumentar tu felicidad.

Desde hace más de ocho años que he estudiado lo que hace a la gente feliz, una de las actitudes más comunes que he encontrado en ellos tiene que ver con sus sentimientos hacia el presente y el futuro, que en general son optimistas. Sin embargo no sudece lo mismo hacia el pasado, pues no se puede ser optimista ante algo que ya sucedió. No se puede crear una expectativa ante un hecho consumado, es por eso que el pasado lo utilizan únicamente como un libro de consulta, para estudiarlo, para aplicar lo aprendido, ¡pero nada más!

Las personas felices se concentran en el presente y el futuro, y una pregunta obligada es: ¿Y de donde proviene este optimismo?, ¿cómo se genera?,  ¿cuál es la fuente a la cual recurrir para provocar en su interior sentimientos positivos?

Pues en realidad hay varios factores, uno de los principales es el estímulo que producen las drogas, pero las que producen nuestro cerebro, que son llamadas drogas endógenas, también conocidas como las drogas de la felicidad. Nuestro cuerpo tiene un mecanismo de autorregulación para sentir bienestar y es a través de sustancias producidas en el cerebro que transmiten información entre las neuronas, estas sustancias son sumamente poderosas y su efecto conduce a un estado emocional que hace sentirnos felices.

Químicos como la dopamina, la oxitocina, la endorfina y la serotonina son liberados por la estimulación de las neuronas a través de diferentes fuentes. Estudios de la Universidad de Pensilvania han determinado que el efecto de estas sustancias es tan potente como una dosis de morfina o de cocaína, drogas que además del descontrol que ejercen en nuestro sistema por ser sustancias ajenas a nuestro cuerpo, destruyen nuestro organismo por la composición química y los elementos que en algunos casos incluyen hasta veneno para lograr sus efectos.

Para que nuestro cerebro genere drogas endógenas, he aquí diez cosas que podemos hacer todos los días y que nos acercarán a una vida más plena y feliz:

  1. Enamorarnos – Oxitocina
  2. Hacer ejercicio – Endorfina
  3. Reunirse con amigos y familia – Dopamina
  4. Hacer algo por los demás (sin recibir pago a cambio) – Dopamina
  5. Meditar y respirar intensamente (oxigenación) – Serotonina
  6. Cumplir una meta – Serotonina
  7. Amar la vida – Dopamina
  8. Imaginar experiencias positivas – Dopamina
  9. Abrazar – Oxitocina
  10. Agradecer – Oxitocina

Es importante recordar que para el cerebro es lo mismo pensar que hacer, por eso cuando imaginamos que caen gotas de limón en nuestra boca, por un momento nuestro sentido del gusto segrega saliva como si estuviera sucediendo en realidad, aunque sólo sea un pensamiento, así sucede con los pensamientos optimistas, basta pensar en cosas buenas, en experiencias positivas y en momentos de alegría, para que nuestro cerebro empiece a generar químicos que nos ayuden a sentirnos más felices.

Gustavo Hoyos Godoy.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *